CON CIRUGÍAS SE PUEDE RESOLVER ENFERMEDADES VISUALES Y PREVENIR CEGUERA EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Quito.- La ceguera infantil, así como la discapacidad visual en niños, constituyen un grave problema de salud pública en el Ecuador.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia de ceguera infantil es de 0,6 por mil niños en el país y a nivel mundial al menos 2.200 millones de personas sufren deterioro en su visión.

Sin embargo, en la gran mayoría de estos casos, los especialistas aseguran que la ceguera podría haberse prevenido a través de un tratamiento adecuado.

Por esta razón el Programa de Prevención de Ceguera Infantil de la Fundación Metrofraternidad, atienden a niños y adolescentes, entre 0 a 18 años que tienen problemas visuales. La Organización ofrece a la comunidad dos tipos de servicios: citas médicas y acceso a cirugías correctivas.

En el caso de las consultas, que tienen un valor de $10, un oftalmólogo pediátrico realiza una evaluación de agudeza visual y exploración del ojo del paciente para determinar si tiene, o no, alguna enfermedad que ponga en riesgo su visión. Y, en el caso de que se determine la necesidad de una cirugía correctiva, Metrofraternidad evalúa el caso para ayudar a la familia del paciente a financiar la operación y con esto prevenir la ceguera infantil.

Día Mundial del Glaucoma. Como parte de la promoción del Programa de Prevención de Ceguera Infantil, Metrofraternidad activó en este mes una campaña para educar sobre el Glaucoma Infantil. Esta es una condición que, si bien está asociada con adultos, también se puede presentar en niños y se constituye como una de las principales causas de ceguera infantil.

“Los niños que nacen con glaucoma muchas veces tienen los ojos muy grandes por el aumento de la presión contra el nervio óptico, lo cual también va matando poco a poco las fibras provocando eventualmente una ceguera total. Por esto es por lo que, cuando un niño nace con ojos grandes, o se ven algo opacos, es importante llevarlo inmediatamente a la consulta y corregir esta condición con una cirugía”, comenta la Dra. Andrea Molinari, Oftalmóloga Pediátrica que lidera el Programa de Prevención de Ceguera Infantil de Metrofraternidad.

Síntomas y formas para detección temprana

Los síntomas del Glaucoma son menos perceptibles en niños que en adultos. El diagnóstico temprano es clave para el éxito del tratamiento, por lo que es importante que los padres estén al tanto de las señales de alerta, tales como lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz, ojo grande (córnea agrandada o nubosa) pérdida de la visión, dolor; y, ante alguna molestia en el ojo del niño, acudan a una consulta médica.

¿Qué hacer si conozco un caso de glaucoma infantil o un paciente con problemas visuales?

Las personas interesadas en conocer más sobre el Programa de Prevención de Ceguera Infantil o agendar una cita de oftalmología pediátrica, pueden ponerse en contacto con Fundación Metrofraternidad llamando al 02 399-8100 – Ext. 2238, escribiendo al WhatsApp 0992478567, o a través de las cuentas oficiales en Facebook e Instagram (@Metrofraternidad).

 

Related Posts

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com