Compartir

Hoy, cumplimos 8 días de paralización en Ecuador, lo que ha significado grandes pérdidas económicas para el país y cuando recién estamos tratando de superar los efectos que causó a todos el COVID 19. El presidente ha mostrado la sensatez para saber llevar esta situación y que no afecte el sistema democrático del país, pero la dirigencia de la CONAIE cierra las puertas al diálogo.

¿Qué busca la CONAIE?, algunos puntos ya fueron atendidos por el Gobierno. La mayoría de ecuatorianos pide sensatez a la dirigencia de la CONAIE, para lograr una solución, porque los pedidos que se formulan también deben tener consenso que beneficie a la mayoría y no solo a un sector.

Las luchas sociales deben hacerse con sensatez y principalmente con la madurez de un “Líder”, para que la historia no los juzgue por las acciones que deban tomarse a nombre de sus representados. En el 2008, la mayoría por no decirlo todos los integrantes de la CONAIE, respaldaron y aprobaron la Constitución de Montecristi, la misma que daba paso a la minería, hoy su inmadurez de “líderes” los está juzgando y ese error que les afecta directamente a sus poblaciones ancestrales, lo quieren remediar o justificar con el paro.

Es hora de asumir con frontalidad los errores de la dirigencia y sentarse a dialogar, porque el calor ideológico y la dirigencia es pasajera. Llegó el momento como hombres civilizados sentarnos a dialogar para trabajar para las presentes y futuras generaciones.

Señores de la CONAIE evitemos un enfrentamiento entre hermanos, somos ecuatorianos y debemos pregonar la unidad. Sí al diálogo.