El Sumak Kawsay es la base de la vida en las comunidades amazónicas

Quito.- (@srradioEc).- La filosofía ancestral del Sumak Kawsay, conocido como el ‘Buen Vivir’, y sus principios están presentes en diferentes países de América Latina, han atraído el análisis de varios investigadores y han sido plasmados en las recientes Constituciones de Ecuador (2008) y de Bolivia (2009) como el objetivo principal que debe alcanzar el Estado. Sin embargo, más allá del enfoque teórico, esta es parte central de la vida dentro de las comunidades amazónicas.

Centrados en este punto, un equipo de investigadores de la Universidad Internacional SEK-UISEK (Ecuador) y la Universidad de Granada (España) desarrollaron una investigación titulada “What is Sumak Kawsay? A qualitative study in the ecuadorian Amazon (¿Qué es el Sumak Kawsay? Un estudio cualitativo en la Amazonía ecuatoriana) con el objetivo de determinar los significados y las características del Sumak Kawsay desde el punto de vista de las personas que han adoptado esta filosofía en la Amazonía ecuatoriana.

Los resultados de esta investigación muestran que el Sumak Kawsay está manifestado simultáneamente y de forma diversa en el Sentir, el Pensar y el Hacer de las personas dentro de las comunidades, es decir, que este se enraíza con sus prácticas cotidianas y creencias, en lugar de estar anclado a construcciones teóricas de formas comunitarias idílicas.

Para Carmen Coral – Guerrero, investigadora de la UISEK, las comunidades amazónicas han entendido la naturaleza, la vida comunitaria, el conocimiento y la riqueza de otra manera, lo que les ha permitido brindarse auto sustento con respeto por el medio ambiente y obteniendo todos los recursos para su economía.

Equilibrio con la naturaleza

Para las comunidades amazónicas, la vida se basa en la coexistencia con la naturaleza. Las personas dentro de estas se conciben y se sienten parte de ella, a la vez que esta es parte integral de la persona.

El ejemplo más claro de esto es la ‘chakra’, el espacio de tierra dedicado a la siembra. A través de esta, la comunidad se vincula con la naturaleza, pero también representa una fuente de riqueza, de transmisión de conocimiento, y de generación de identidades híbridas en la población.

Además de esta idea, es fuerte la resistencia y la defensa de la naturaleza como un recurso necesario para la sostenibilidad de la vida. En palabras de uno de los líderes comunitarios que participaron en la investigación: “el cuidado del bosque es muy importante porque allí está ya toda la riqueza que tenemos. Si el bosque está dando el agua a nosotros, por medio de este bosque nosotros estamos respirando”.

La vida colectiva es mejor

El estilo de vida occidental no funciona dentro de las comunidades pues no piensan en la persona desde el punto de vista individual. El centro de la atención es la comunidad y las relaciones naturales que se han establecido y donde nadie es excluido. Esta es comprendida como la unidad y estructura básica de la vida. “Todos somos conocidos, amigos, hermanos y hermanas, en la comunidad”, es la expresión de una de las participantes.

Esto se representa a través de la ‘minga’, el trabajo comunitario, la participación y el diálogo. Para las comunidades, la minga es democracia pues es la participación general para el bienestar de todos. La familia y la comunidad también son formas de riqueza y permiten a las personas no concebirse en situación de pobreza

Soy feliz en el trabajo

El Sumak Kawsay implica un modelo económico popular y solidario, que permite hacer las cosas bien en todos los aspectos y entornos, basado en el autoconsumo y el comercio justo. Para las comunidades amazónicas, la pobreza no está entendida como la ausencia de ingresos y se alejan de concebir lo económico como la acumulación de bienes.

Las comunidades amazónicas tienen una estrecha relación con la Pachamama (Madre Tierra) donde esta, a través de la chakra, se provee la riqueza necesaria para la sostenibilidad. Además, se asume en una forma de vida biocéntrica, es decir, que todo ser vivo merece respeto y cuidado reivindicando el valor primordial de la vida.

Conocimiento ancestral

Las personas dentro de las comunidades valoran la transmisión del conocimiento como eje vertebrador de los múltiples significados de Sumak Kawsay. Se basan en el conocimiento transmitido entre generaciones como el sustento ecológico, espiritual y autónomo de las necesidades de la comunidad para hacer, sentir y pensar en armonía.

Para las personas dentro de las comunidades el conocimiento se transfiere entre generaciones de manera práctica y oralmente, a través de espacios como el bosque, la montaña y la chakra. De esta manera, el Sumak Kawsay, más que una filosofía, es una experiencia viva.

La población indígena de la Amazonía afronta actualmente varios desafíos para mantener vivas sus tradiciones e identidades en una sociedad marcada por la inmediatez de los medios de comunicación y el Internet. En esta problemática, la Escuela Intercultural Bilingüe juega un papel importante en la transmisión de conocimientos e idioma ancestrales a las nuevas generaciones.

Entender al Sumak Kawsay como el sustento de las prácticas diarias de las personas motiva a pensarlo como un modelo de relaciones armónicas entre el ser humano y la naturaleza y lograr el desarrollo del trabajo colectivo. Además, en este artículo es posible distinguir las alternativas que permitan tomar esta filosofía y aplicarla en otros lugares.

Según Coral-Guerrero, para lograr esto hay un reto triple: 1) Compatibilizar armónicamente las sensibilidades, 2) Construir formas locales organizativas de convivencia expandidas comunitaria y ecológicamente y 3) Adaptar las propuestas a la realidad social donde se encuentre y conectarlas con iniciativas regionales, nacionales e internacionales.