En Loja se aplica plan piloto ecológico para tratar aguas residuales

sr.aguasLoja.- Loja es la primera ciudad del Ecuador en donde la empresa canadiense Boss Technology aplica tecnología ecológica para el tratamiento de aguas residuales.  La planta de Ciudad Victoria es intervenida con esta metodología.

La Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Loja, Emaalep, emprendió en un plan piloto para tratar las aguas residuales de las plantas existentes en la ciudad y parroquias.

La empresa Boss Technology es una institución comprometida con la ecología y el cambio climático que ofrece tecnologías para la recuperación y tratamiento de aguas residuales.

El proceso consiste en que una vez que ingresa el agua  residual, pasa por un desarenador y luego al acualizador  que es donde se coloca la bacteria Boss, desapareciendo toda la materia orgánica.

Después se coloca el químico agri-boss, vitamina natural extraída de las raíces de las plantas, que produce el cultivo de la bacteria en millones de microorganismos unicelulares que se reproducen en tres días, necesitando alimentarse y es allí cuando actúa la bacteria consumiendo los lodos y al ser el químico bactericida y fungicida no permite el desarrollo de zancudos, moscas o mosquitos.

Gonzalo Martínez, representante de la empresa canadiense en Ecuador, dijo que esta alternativa ecológica abarata costos en una relación de 6  a 1 porque no se requiere de grandes estructuras ni demasiado personal para la operación y mantenimiento.  Además el agua que sale de la planta puede ser utilizada para la agricultura sin ninguna complicación ya que sale el líquido rico en nitratos y fosfatos.

Boss Technology también intervendrá las lagunas de oxidación de la parroquia Vilcabamba para ello trabajan en una propuesta técnica y ecológica con nuevos diseños.

Richard Vaca, líder de Planificación de la Emaalep, manifestó que desde el mes de noviembre se aplica esta metodología en la planta de Ciudad Victoria, de obtener los resultados esperados implementarán este sistema en las otras plantas existentes en la ciudad y parroquias.

Aclaró que la empresa canadiense no tiene ningún contrato con la institución sino que brindó las facilidades para aplicar esta tecnología como plan piloto.