Compartir

Quito.- “El Ecuador quiere paz. El Ecuador necesita una salida inmediata a este conflicto. Para que no haya violencia, ni tampoco excusas” manifestó el Ministro de Gobierno Francisco Jiménez al permitir a permitir que las organizaciones sociales lideradas por la CONAIE se convoquen y reúnan en el ágora de la Casa de la Cultura, de manera que puedan llevar a cabo su asamblea con orden y bajo su responsabilidad.

Este mensaje -dice- del gobierno nacional en aras del diálogo y de la paz tiene como único propósito que cesen los cierres de vías, las manifestaciones violentas, y los ataques en distintos lugares de nuestro país, y exige como respuesta, la libre movilidad de personas y de bienes, especialmente alimentos y medicinas, y que la protesta social se realice dentro del marco de la ley.

Francisco Jiménez señala que miles de ecuatorianos en distintos lugares de nuestra patria se están expresando voluntariamente, en defensa de la paz y el trabajo. A ustedes: sepan que el gobierno los ha escuchado y está dando todos los pasos para que sus voces y sus manifestaciones se concreten en soluciones efectivas y definitivas.

Invitamos una vez más a iniciar de manera inmediata el diálogo que nos lleve a dar respuesta, sin dilaciones, a las aspiraciones de paz y prosperidad que todos los ecuatorianos esperamos, expresó.

El comandante General de la Policía Nacional permite el paso de manifestantes indígenas a la Casa de la Cultura, para que en el lugar puedan reunirse y permitan el dialogo con el Gobierno Nacional

“Con este acto de buena voluntad quisiéramos que el movimiento indígena abra la circulación en todas las vías. Que acepten sentarse en las mesas de diálogo y dar la paz y tranquilidad a los ecuatorianos”, dijo el comandante en una de sus declaraciones