GOBIERNO SUSPENDERÁ PROVISIONALMENTE LOS APAGONES POR FESTIVIDADES DE DICIEMBRE

Quito.- La ministra de Energía, Andrea Arrobo, en su comparecencia ante la Comisión de Fiscalización, que preside Pamela Aguirre, anunció que el Gobierno suspenderá provisionalmente los apagones, con motivo de las festividades del mes de diciembre, mientras se avanza en la planificación de las estrategias para la recuperación del sistema eléctrico del país, sobre todo con la repotenciación del parque termoeléctrico.

Andrea Arrobo cuestionó que el régimen anterior haya preferido comprar energía a Colombia, con un costo de 220 millones de dólares, cuando esos recursos bien pudieron servir para mejorar las condiciones de operación de las termoeléctricas. La funcionaria evitó dar una posible fecha para la conclusión de los racionamientos.

Explicó la situación por la que atraviesa el sistema eléctrico del país. Aseguró que gran parte de esta crisis se debe a la fusión de tres ministerios en uno, supuestamente para reducir el tamaño de la burocracia, pero que esto significó que algunos procesos queden sin el debido tratamiento, por la nueva estructura ministerial y que no se tomen las decisiones adecuadas para prevenir los efectos del estiaje en el sector energético.

Añadió que la solución de la crisis energética tiene un componente fundamental, que es el control y la reducción de la demanda, por ejemplo, desde el sector industrial, así como de los ciudadanos en sus hogares y, por supuesto, del sector público, con un uso responsable de la energía eléctrica.

De su lado, el exministro de Finanzas, Pablo Arosemena dijo que su cartera de Estado no tiene relación directa con el sector energético, puesto que las empresas públicas de generación, distribución y comercialización de la energía eléctrica tienen autonomía económica y financiera, por tanto, sus presupuestos no son manejados a través de su ministerio. Sobre si participó en las negociaciones para la importación de energía desde Colombia, dijo que no.

Mientras, el actual ministro de Finanzas, Juan Carlos Vega aseguró que trabaja de manera conjunta con la Ministra de Energía para solucionar la crisis energética. Reiteró que el Gobierno recibió una caja con apenas 184 millones de dólares y un déficit que supera los 5000 millones de dólares, una deuda por más de 60 mil millones de dólares, que equivale casi al 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

Entre tanto, Gonzalo Uquillas, gerente de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC), dijo que hubo siete alertas al Ministerio de Energía, entre otras autoridades vinculadas con el sector, sobre las condiciones que presentaban las centrales hidroeléctricas frente a la falta de lluvias y el estiaje. Sin embargo, no se tomaron las medidas correctivas ni de prevención.

Indicó que CELEC es la principal perjudicada por la crisis del sistema eléctrico, con una deuda de 600 millones de dólares. Dijo que se necesita de, al menos, 350 millones de dólares para recuperar el parque termoeléctrico, que data desde el fenecido Instituto Nacional de Electrificación, INECEL, al subrayar que el principal problema que entraña la actual situación es consecuencia del incumplimiento del Plan Maestro de Electrificación, que contempla la ejecución de importantes proyectos de generación hidroeléctrica, como Santiago y Cardenillo.

Al resumir los principales problemas de la crisis energética, aseveró que existió una reacción tardía en medidas de prevención, a lo cual se suma la insuficiente entrega del volumen de gas para termogeneración, la vigencia de tarifas políticas por debajo de los costos de generación, para lo cual sugirió se modifique la legislación en electricidad, permitir la aplicación de fideicomisos en el sector, u otros mecanismos para salvaguardar los recursos de CELEC, así como el recambio generacional del parque térmico, que se encuentra obsoleto y la división del Ministerio y la Agencia de Regulación del Sector Eléctrico.

Los comparecientes respondieron las inquietudes de los miembros de la Comisión de Fiscalización y Control Político, así como las preguntas de otros asambleístas que solicitaron participar de la sesión de esta instancia parlamentaria.