Irán va a aumentar sus exportaciones de petróleo pese a las sanciones de EEUU

Teherán.- (EFE).- El nuevo ministro iraní de Petróleo, Yavad Ouyi, ha asegurado que va a aumentar las exportaciones de petróleo de su país pese a las sanciones impuestas por Estados Unidos en 2018 a este sector vital de Irán.

«Sin duda, prometemos que, con buena planificación y fuerte voluntad, sucederán cosas buenas en el campo de las ventas de petróleo en los próximos meses», dijo Ouyi en una entrevista televisada publicada hoy por la agencia del Ministerio de Petróleo, Shana.

Aunque Irán no ha revelado sus niveles actuales de exportación, el titular de Petróleo reconoció que la venta de crudo «ha disminuido significativamente por las represivas sanciones», antes de las cuales se alcanzaron los 2,8 millones de barriles diarios.

No obstante, Ouyi destacó que «existe el poder y la capacidad en el Ministerio de Petróleo» para efectuar exportaciones y que «una de las formas es el trueque de petróleo con bienes y la inversión».

Sobre la inversión, indicó que para mantener el nivel actual de producción es necesaria una inversión de al menos 15 mil millones de dólares y, para aumentarla, se necesitaría «alrededor de 20 o 25 mil millones de capital».

La industria petrolera iraní, así como la mayoría de los sectores económicos, está bajo sanciones de EEUU desde 2018, cuando el entonces presidente estadounidense Donald Trump decidió retirar unilateralmente a su país del acuerdo nuclear de 2015 con Irán y otras potencias.

Las sanciones redujeron la producción de Irán entre abril de 2018 y abril de este año en unos 1.800 millones de barriles de petróleo, según explicó ayer Ouyi en un discurso durante la reunión semanal de la OPEP+.

El ministro, que fue confirmado en el cargo por el Parlamento iraní la semana pasada, señaló que esa reducción en la producción implicó una pérdida de más de 100.000 millones de dólares de ingresos para el país.

«Tan pronto como se levanten las sanciones ilegales unilaterales del Gobierno de EEUU la República Islámica de Irán está lista para aumentar su nivel de producción de petróleo al nivel más alto posible para compensar las grandes pérdidas causadas», apostilló ante los miembros de la OPEP+.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, liderada por Riad y Moscú, decidieron ayer seguir con su plan inicial de subir de forma moderada, en 400.000 barriles diarios, su oferta petrolera el próximo mes.

La OPEP+ está devolviendo de forma paulatina al mercado barriles de crudo, después de que en abril de 2020 se pactara un gran recorte de suministros de 9,7 mbd para hacer frente al desplome de la demanda causado por la pandemia.

Irán ha quedado durante este tiempo exento del recorte y de las cuotas impuestas debido a que las sanciones ya habían disminuido sus niveles de producción, pero su eventual regreso al mercado preocupa a otros productores.

Ese regreso depende del resultado de las negociaciones nucleares que comenzaron en abril pasado en Viena y que quedaron en suspenso en junio ante el cambio de Gobierno en Irán.