LIBRO SOBRE EMPRENDIMIENTO INDÍGENA AMAZÓNICO ES PRESENTADO EN REINO UNIDO

Dentro de la 8ª Conferencia Internacional sobre Globalización, Emprendimiento y Economías Emergentes, celebrada en Londres, Carmen Coral, docente del UISEK Business School, presentó los valiosos aportes generados a partir del proyecto de investigación en emprendimiento social y la experiencia de Kallari, una empresa comunitaria de las comunidades indígenas de Limoncocha.

Este encuentro estuvo bajo la organización del Centre for Business and Economic Research (CBER). En este destacado evento, Carmen Coral tuvo el honor de representar a Ecuador, siendo uno de los 20 países que contribuyeron al mismo.

Durante su ponencia, Carmen destacó las experiencias significativas que arrojan luz sobre el emprendimiento de grupos vulnerables, con especial énfasis en la población indígena. Este enfoque busca fomentar la cooperación sur-sur y promover el enfoque periferia-centro como alternativas viables para el desarrollo.

Este contexto propicio fue aprovechado para el lanzamiento de la versión digital del libro “Emprender para la Comunidad y la Naturaleza”; en idioma inglés. Esta iniciativa tiene como objetivo promover y expandir la calidad del sello UISEK a nivel internacional, trascendiendo fronteras y consolidando la presencia de la universidad en el ámbito global.

 

Tres años después, un «brexit» abrupto más cerca que nunca

Londres.- (EFE).- En el tercer aniversario del referéndum del «brexit», que cambiaría para siempre el destino del Reino Unido, el país se encuentra a escasas semanas de estrenar nuevo primer ministro y con el horizonte puesto en el 31 de octubre, fecha en la que, por defecto, romperá abruptamente con la Unión Europea (UE).

Un divorcio a las bravas que se consumará a no ser que el nuevo jefe del Gobierno -puesto que se disputan los conservadores Boris Johson y Jeremy Hunt- pida una nueva prórroga a Bruselas, consiga renegociar el acuerdo de salida y que el Parlamento lo apruebe o, en última instancia, se cancele el «brexit».

La opción de cambiar los términos del pacto se antoja remota después de que el pasado viernes los Veintisiete reiteraran su negativa a reabrir las negociaciones en ese sentido con el nuevo primer ministro.

Además, Johnson a la cabeza de todas las encuestas para hacerse con las llaves de Downing Street a pesar del incidente doméstico que salió a la luz este fin de semana, ha dejado clara su voluntad de que el Reino Unido salga del bloque comunitario la víspera del Día de Todos los Santos, con o sin pacto con los Veintisiete.

La pregunta es, si todos los expertos coinciden en lo dañino de ese escenario para la economía y política británica, ¿por qué Johnson parece no temer ese desenlace?

La opinión del analista de la Universidad inglesa de Surrey Simon Usherwood es que el antiguo alcalde de Londres y exministro de Exteriores no cree que el perjuicio «vaya a ser tan malo como pronostican».

«Reconoce que será problemático pero no el fin del mundo y que merece la pena», explicó a Efe.

Para Usherwood se trata además de «una estrategia» porque Johnson piensa que «si el Reino Unido muestra que está dispuesto a salir sin acuerdo demuestra que es un negociador más duro y eso ayudará a que la UE varíe su posición actual».

Unos planteamientos que, sin embargo, al experto no le parecen «realistas» y coincide con el catedrático de la Universidad Queen Mary de Londres Tim Bale en un pronóstico poco alentador de producirse esa ruptura a las bravas.

«Nadie sabe realmente cómo de malo será pero, será malo. Se crearán terribles colas en los puertos. Las fábricas, las tiendas y las farmacias sufrirán desabastecimientos. Subirán los precios. En resumen, es probable que experimentemos el caos, al menos en el corto plazo», sostuvo Bale en un entrevista con Efe.

Según la profesora de Políticas de la Universidad de Edimburgo Nicola McEwn los efectos políticos podrían llegar al punto de desencadenar la desintegración del Reino Unido, con Escocia e Irlanda del Norte reverdeciendo sus movimientos independentistas.

Con todo, la docente no termina de imaginar que un «no acuerdo» pueda realmente existir.

«Si el Reino Unido sale sin un consenso, es inconcebible que el Gobierno británico no querría después negociar una futura relación comercial tan rápido como fuera posible», señaló.

«En ese contexto, todos los temas que están incluidos en el acuerdo volverían inmediatamente a estar encima de la mesa», concluyó.

Si el Reino Unido sale sin un tratado eso quiere decir que no existirá ningún tipo de periodo de transición ni pacto previo entre ambos lados del Canal de la Mancha que mitigue el efecto de romper abruptamente con los acuerdos e instituciones comunitarias.

El país saldría automáticamente del mercado único y de la unión aduanera, acuerdos diseñados para promover y ayudar al comercio entre miembros de la UE y para eliminar los controles y aranceles.

Bajo los términos del documento que negoció Theresa May con Bruselas, habría un periodo de transición de 21 meses a contar desde la salida efectiva del bloque durante el cual el Reino Unido mantendría parte de su estatus mientras ambas partes negociaban un acuerdo comercial.

Respecto a la llamada salvaguarda irlandesa, un mecanismo incluido en el documento sellado entre Londres y los Veinsiete para asegurar la invisibilidad de la barrera entre las dos Irlandas, clave para sus economías y el proceso de paz, no existiría.

Los defensores de una ruptura abrupta sostienen que una solución tecnológica podría mantener invisible esa frontera, pero los juristas europeos consideran que se seguirían necesitando algunos controles fronterizos.

La incógnita de quién será el nuevo «premier» será desvelada la semana del 22 de julio, momento en el que arrancará la recta final del Reino Unido dentro de la UE. Un tiempo en el que tendrán que terminar de desvelarse las otras muchas incógnitas que siguen rodeando al «brexit» tres años después.

Paula Baena Velasco

Moscú dice que Londres deja una bomba de efectos retardados en la relación UE-Rusia

Moscú.- (EFE).- El Reino Unido ha colocado una bomba de efectos retardados en las relaciones entre la Unión Europea y Rusia al pedir a sus miembros solidaridad por el «caso Skripal», pero todos olvidan que Londres va a abandonar el club comunitario, dijo hoy la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

«Theresa May fue a la cumbre de la UE a pedir solidaridad…, pero todos han olvidado que el Reino Unido se va de la Unión Europea… porque votó el ‘brexit’. Es decir, el Reino Unido exigió solidaridad a aquellos países que se quedaran en la UE…, coloca una mina en las acciones a largo plazo de todos aquellos países que empiezan a adoptar políticas antirrusas», señaló.

En declaraciones al canal estatal de televisión Rossia-1, Zajárova dijo que, tras conocerse el amplio número de diplomáticos rusos que van a ser expulsados de países occidentales, «no queda la menor duda de que tras la provocación que se organizó en el territorio de Gran Bretaña (el intento de asesinato del exespía Serguéi Skripal y su hija) están fuerzas potentes que se encuentran en Estados Unidos y Gran Bretaña».

«Desde luego, por todo lo que estamos viendo hoy, habrá respuesta. Para cada país habrá la respuesta correspondiente» en razón del número de diplomáticos rusos expulsados y otras medidas,. añadió la portavoz.

De nuevo, tal y como viene manteniendo Rusia desde que el 4 de marzo tuvo lugar el suceso en Salisburu (sur de Inglaterra), Zajárova recordó que Londres no ha proporcionado ninguna prueba de ese caso ni siquiera a los países de la UE en la cumbre de Bruselas.

«Solo hubo exigencias políticas, eslóganes y llamadas a solidarizarse con su posición», agregó.

«Aparte del apoyo político, esos países de la UE no tienen la menor idea de lo que ocurrió en territorio británico», dijo.

Zajárova también lamentó que los países occidentales anunciaran hoy estas medidas en represalia por el «caso Skripal» en lugar de transmitir a Rusia sus condolencias por el terrible incendio que arrasó un centro comercial en la ciudad siberiana de Kemérovo, en el que han muerto al menos 64 personas.

Londres estudia restringir la permanencia de ciudadanos comunitarios

Londres.- (EFE).- El ministro británico encargado del «brexit», David Davis, aseguró hoy que su Gobierno podría bloquear la permanencia en el país de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que lleguen antes de que el Reino Unido abandone formalmente el bloque comunitario.

Davis reiteró que su Gobierno tendrá que actuar con determinación para frenar la posible llegada masiva de inmigrantes europeos ante el eventual cierre de sus fronteras, pues toda vez que se establezcan en la isla, reconoció, podrían acogerse al derecho de libre circulación de personas contemplado por Bruselas.

«Quizá tendremos que abordar este asunto. Existen varias opciones», explicó Davis al dominical Main on Sunday, en referencia a las negociaciones que mantendrá Londres con Bruselas para establecer un nuevo marco de relaciones tras el «brexit».

De momento, la primera ministra británica, Theresa May, ha sugerido que ni siquiera los ciudadanos de la UE que ya residen en el Reino Unido podrían tener asegurado su derecho a la permanencia indefinida en este país, una posición por la que ha sido duramente criticada.

«Tal vez tengamos que plantear que ese derecho solo se aplica a los llegados en una fecha determinada. No obstante, tendremos que tomar decisiones basadas en la realidad, no en la especulación», declaró Davis.

El ministro «tory» reiteró que el equipo negociador de May tratará de obtener un «acuerdo generoso para los inmigrantes de la UE que ya estén aquí» y para los ciudadanos británicos que residan en algún país del club comunitario.

Asimismo, volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que Bruselas acepte mantener al Reino Unido dentro del mercado único y, al mismo tiempo, suspenda el acuerdo de libre circulación de personas entre ambos bloques.

«Todo el mundo -arguyó- está tomando posiciones de salida. Por supuesto, nos estamos poniendo duros. Si estuviese negociando la compra de una casa o un coche mi primera oferta no sería la última, ¿Verdad?».

Tras tomar las riendas del Gobierno británico, May desveló la pasada semana el núcleo duro de su equipo, que incluye un departamento específico para el «brexit» y pone la cartera de Exteriores en manos de Boris Johnson, abanderado conservador de la salida del Reino Unido de la UE en el referéndum del pasado 23 de junio.

Además de Johnson, la unidad para negociar la ruptura con Bruselas estará bajo el control del euroescéptico Davis, veterano diputado «tory» que ya disputó el liderazgo del partido a David Cameron en 2005.

Este departamento del «brexit» lo completa Liam Fox, el nuevo ministro de Comercio Internacional, quien tiene la tarea de encontrar socios comerciales globales para su país tras este divorcio.

Rodrigo Gómez de la Torre: “Qué representa la soberanía de los países” (audio)

Ing. Rodrigo Gómez de la Torre
Editorialista de SRRADIO

Loja.- Cuando vemos el paralelismo que existiría en el Ecuador, un país que en este instante no tiene moneda propia, pero que no ha dejado de ser Ecuador, no ha dejado de tener productos diferenciados, no ha dejado de tener un gobierno autónomo, entonces hay que ver qué representa la soberanía de los países.

Muchos se quejaban en Inglaterra, que se está perdiendo soberanía por ser parte de la Unión Europea, por el hecho que tienen que cumplir reglas básicas comunes, porque se dedicaron a buscar los peros y no ver las ventajas.

Opinión Directa del Ing. Rodrigo Gómez de la Torre en el noticiero Prensa Radial de SRRADIO.

Algo similar sucede aquí, nosotros podríamos alegar que hemos perdido soberanía cuándo estamos metidos con Unasur o dentro del Alba, entonces lo de Inglaterra es un poco el restringir derechos, sin reconocer que la soberanía es parte propia, es algo que lo identifica al país, no por ser parte de algo sino como uno se siente.

Vemos que el mundo sigue globalizándose y más bien en lugar de estar separándonos, deberíamos irnos fortaleciendo a través de nuestro símiles aparecidos, una muestra es la inauguración de la ampliación del canal de Panamá, situación que debería ser analizada y ver la posibilidad de acercarnos en acuerdos comerciales con la Unión Europea y otras naciones.

La primer ministra de Escocia avisa: su parlamento puede bloquear la salida del Reino Unido de la UE

Londres.- (EFE).- La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, dijo hoy que el Parlamento escocés podría bloquear la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En declaraciones a un programa de la BBC, sostuvo que “por supuesto” pediría al Parlamento autónomo, donde su partido tiene 63 de 129 diputados, que denegara el “consentimiento legislativo” para que el Gobierno de Londres procediera con la retirada.

Sturgeon admitió sin embargo que el Gobierno británico podría disputar la necesidad de tener que recibir consentimiento de Edimburgo para proceder con el “brexit”.

“¿Lo que me estás comentando es si debería haber una moción de consentimiento legislativo, o mociones (en el Parlamento escocés), sobre la legislación que separaría al Reino Unido de la Unión Europea?”, planteó la ministra en el programa.

“Mirándolo desde una perspectiva lógica, me cuesta creer que no hubiera ese requisito -aunque sospecho que el Gobierno británico tendrá otro punto de vista, y ya veríamos cómo acabarían las conversaciones-”, afirmó.

Preguntada por el presentador, Gordon Brewer, si se plantearía pedir al Parlamento autónomo que no respaldara esa potencial moción de consentimiento legislativo, la líder independentista respondió: “Por supuesto”.

“Si el Parlamento escocés lo juzgara sobre la base de lo que es mejor para Escocia, entonces la opción de decir, ‘miren, no vamos a votar por algo que va en contra del interés de Escocia’, por supuesto que debe estar sobre la mesa”, añadió.

Sturgeon ha expresado su decepción con el resultado del histórico referéndum del 23 de junio, que ganaron los partidarios de abandonar la UE con un 52 % de los votos frente al 48 % favorable a la permanencia.

Esto contrasta con el apoyo a la permanencia de un 62 % de los escoceses, comparado con el 38 % que abogó por el “brexit” en esa autonomía.

Tras conocer el resultado, Sturgeon dijo el viernes que ahora es “altamente probable” que Escocia, que será “sacada de la UE contra su voluntad”, celebre un segundo referéndum de independencia, después de que los independentistas perdieran el primero el 18 de septiembre de 2014.

También anunció que pedirá entrevistarse con los líderes de las instituciones europeas y los dirigentes de otros Estados miembros para “proteger el lugar de Escocia en la UE”.